Cómo hacer un mojito fácil

Cómo hacer un mojito fácil
Cómo hacer un mojito fácil

Si hay una bebida que todo el mundo identifica con el verano, la playa y el caribe es es el mojito. Se trata de un coctail muy refrescante, con un sabor muy característico y que gusta, prácticamente, a todo el mundo.

Podemos incluir esta bebida en nuestro menú para hacer un break entre un plato de pescado y uno de carne. También podemos introducirlo, granizado, como parte de nuestro postre. La versatilidad del mojito es, como se ve, enorme. Esta bebida, además, se puede preparar también sin alcohol ¡y a los niños les encantará!

Por supuesto, el mojito se puede tomar también fuera de cualquier menú. Simplemente podemos prepararnos uno, tumbarnos al sol y disfurtar, sintíendonos por un momento en el Caribe ¿te animas a probarlo?

Ingredientes para dos personas

  • Lima – 2 unidades
  • Hiervabuena o menta – varias ramitas frescas
  • Ron blanco
  • Azúcar blanco
  • Soda o refresco de lima
  • Hielo picado

Cómo hacer Mojito fácil

  1. Comenzaremos picando un par de ramitas de hiervabuena o menta con el zumo de una lima y un par de cucharadas de azúcar (la cantidad de azúcar se puede modificar en función del gusto)
  2. Cuando todo esté bien picado reservamos en el frigorífico. A continuación, partimos 3 rodajas de lima y dividimos cada rodaja en varios trozos. Repartimos los trozos entre los dos vasos que vayamos a usar. Reservamos el resto de la lima para decorar.
  3. Cogemos unas pocas hojas de hiervabuena o menta y las ponemos en la palma de la mano, damos un golpe seco con la otra mano, a modo de palmada, y repartimos las hojas entre los vasos. Con este gesto conseguiremos que las hojas desprendan todo su aroma y sabor sin romperse.
  4. A continuación, cogemos la mezcla que hemos hecho al principio y vertemos la cantidad de un vaso de chupito en cada vaso de mojito.
  5. Echamos el ron blanco. Será la medida de un chupito o chupito y medio por vaso, aproximadamente. Podemos poner más o menos alcohol dependiendo de nuestros gustos. Para mojitos sin alcohol nos limitaremos a eliminar este paso.
  6. Cogemos el hielo picado y echamos hasta casi llenar el vaso. Si no tenemos hielo picado podemos coger hielo normal, meterlo en una bolsa, cubrirlo con un paño y golpearlo con un rodillo de cocina…hará el mismo efecto.
  7. A continuación, incorpora la soda o el refresco de lima hasta el borde del vaso. Con ayuda de una cuchara larga, mezcla todos los ingredientes haciendo movimientos de abajo a arriba.
  8. Ahora solo nos queda decorar. Para ello, cortamos un par de rodajas de lima, les hacemos una rajita y la colocamos en el borde del vaso. Cogemos un par de ramas de hiervabuena, les quitamos las hojas de abajo y las colocamos en el vaso. ¡Listo! ya tienes tu mojito preparado.

Notas y Consejos

Puedes probar a sustituir el azúcar blanco por azúcar moreno para darle un toque distinto

La decoración que aparece es una sugerencia, se pueden probar diferentes versiones ¡todas quedarán estupendas!

Recuerda que para el mojito existen diferentes técnicas y proporciones, así que si conoces a alguien que lo hace de una forma un poco diferente no te extrañes, ambas son válidas.

Comentarios: