Permiten a Xóchitl Tress conservar una de sus propiedades incautadas

Permiten a Xóchitl Tress conservar una de sus propiedades incautadas
Permiten a Xóchitl Tress conservar una de sus propiedades incautadas

La Fiscalía General del Estado (FGE) y el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares no incautaron la totalidad de los inmuebles adquiridos, ilícitamente según la propia FGE, a Xóchitl Tress Rodríguez, presunta novia de Javier Duarte de Ochoa.

De acuerdo con la resolución del juez de ejecución de sentencia, Esteban Martínez Vázquez, la Fiscalía accedió a que Xóchitl Tress, acusada de enriquecimiento ilícito, devolviera al gobierno del Estado solo dos propiedades, de las tres que tenía aseguradas en el fraccionamiento Costa de Oro, en Boca del Río, quedándose con una de las fracciones.

Es decir, la supuesta amante del ex gobernador no solo obtuvo su libertad pagando menos de 40 mil pesos, sino que también se quedó con uno de los tres inmuebles adquiridos con dinero público, esto de acuerdo con una solicitud de acceso a la información, cuya copia posee este medio.

La ex titular de Espacios Educativos quedó en libertad la tarde del sábado 5 de agosto, luego del procedimiento abreviado que se efectuó al aceptar que sí incurrió en enriquecimiento ilícito.

Durante tres días de audiencias privadas, tanto el juez de control como el de ejecución de sentencia determinaron que sí era posible realizar el procedimiento abreviado y posteriormente fijar una pena de tres años de cárcel, que fue conmutada por el pago de una multa y sanción pecuniaria.

La ex pareja de Javier Duarte de Ochoa fue acusada de haber obtenido, en tan solo nueve meses como Directora de Espacios Educativos, bienes con valor comercial superior a 12 millones de pesos, con un sueldo acumulado de apenas poco más de 700 mil pesos de marzo a diciembre de 2014; uno de esos bienes fue adquirido mediante una empresa fantasma.

Tress Rodríguez aceptó formalmente también el decomiso de los bienes que adquirió de manera ilícita, principalmente una residencia en el 281 de la calle Salmón, en Costa de Oro, Boca del Río, que consta de tres fracciones, la principal, la C, adquirida en 2 millones 250 mil pesos, mientras que la A y B fueron compradas a un precio de 750 mil pesos cada una.

La parte que le fue devuelta a Xóchitl es la fracción B de dicho terreno ubicado muy cerca de la torre Pelícano, donde habitaba su principal impulsor.

La autoridad aceptó perdonar a la ex servidora pública también por una amonestación para que no vuelva a delinquir y se le reiteró la inhabilitación por tres años para no ocupar cargos públicos.

También se acordó que cooperará en todo con la Procuraduría General de la República como testigo, para el caso que sigue al ex mandatario.

Por lo pronto, ya ha testificado contra Duarte de Ochoa, preso en el Reclusorio Norte, y contra el diputado federal Antonio Tarek Abdalá Saad.