Critican revictimización por parte de la Comisión de Atención a Víctimas en Veracruz

Critican revictimización por parte de la Comisión de Atención a Víctimas en Veracruz
Critican revictimización por parte de la Comisión de Atención a Víctimas en Veracruz

Miguel Ángel León Carmona

Xalapa, Ver. – En cinco años de existencia, la Comisión Ejecutiva de Atención Integral a Víctimas del Delito del Estado de Veracruz (CEAIVD) ha acumulado críticas que ponen en entredicho su labor con los sectores más afectados a causa de la inseguridad. Los agraviados aseguran que solo fueron revictimizados por la institución.

A la crítica de las víctimas indirectas, se sumaron defensores de derechos humanos y catedráticos quienes recriminaron indolencia por parte de funcionarios, así como falta de sensibilidad para tratar asuntos relacionados con desapariciones, desapariciones forzadas, secuestro, tortura, trata de personas y violencia de género.

La CEAIVD fue creada en 2012 y de acuerdo con su misión – disponible en su página de internet-, busca “otorgar atención oportuna e integral a las víctimas u ofendidos del delito, que soliciten el servicio, mediante orientación médica, psicológica, legal y de trabajo social en el Estado de Veracruz”.

En contraste, familiares de desaparecidos exigieron mediante protestas la destitución de la titular Mireya Toto Gutiérrez, a quien señalaron como una persona déspota, “que nunca se vio comprometida con el cargo que recibió gracias a la postulación del entonces gobernador, Javier Duarte”.

El pasado 27 de junio de 2017 el ejecutivo estatal Miguel Ángel Yunes Linares envió al Congreso local la terna de los candidatos para ocupar el puesto, acéfalo desde el 24 de marzo de 2017, de consejero presidente de la CEAIVD.

Los candidatos son Rosa Hilda Rojas Pérez, catedrática de la Facultad de Derecho por la Universidad Veracruzana (UV); Lorena del Carmen Mendoza Sánchez; titular de la Dirección de Atención a Mujeres, Grupos Vulnerables y Víctimas de la Comisión Estatal de Derechos Humanos; y Arturo Márquez Murrieta, delegado federal de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV).

De acuerdo con Lucía de los Ángeles Díaz Genao, integrante del colectivo de desaparecidos Solecito Veracruz el próximo comisionado deberá vigilar el avance de las investigaciones a cargo de la Fiscalía General del Estado (FGE) y “exigir que su trabajo se optimice, pues hasta el día de hoy ha sido mediocre”.

Mireya Toto Gutiérrez, en diversas ocasiones expuso que la escasa productividad de la CEAIVD se debía a la partida asignada por el gobierno de Veracruz, que en el año de 2016 fue por 7 millones 300 mil pesos.

En contraste, tras un análisis en el apartado de transparencia de dicho organismo se comprobó que más del 50 por ciento del presupuesto se gastó en salarios de 16 funcionarios, esto sin incluir prestaciones, primas vacacionales ni aguinaldos.

“Esta comisión se creó para sostener a un puñado de funcionarios y no para atender a las familias. El presupuesto lo ocuparon para salarios. No queremos que siga siendo un puesto político”, fustigó la madre de Guillermo Lagunes Díaz, desaparecido desde 2013.

Con estos antecedentes, catedráticos, defensores de los derechos humanos y víctimas del delito señalaron deficiencias encontradas en la CEAIVD y que esperan sean resueltos de manera oportuna por el próximo titular.

“Hay padres que desaparecieron cuando su esposa estaba embarazada y es un problema para registrar al hijo; madres que desaparecieron y dejaron a sus hijos sin sustento; hijos que eran el apoyo en la familia; seguros y pensiones de jubilados que desaparecieron y sus esposas tampoco pueden cobrar”, agregó Lucía Díaz Genao.

“Yo fui una madre revictimizada por la CEAIVD”

“Yo fui una de las madres maltratada por la Comisión. Cuando llegaba a las sesiones me esperaban con una pastilla en la mano; me trataron como si estuviera loca. Para mí la comisión no existió, porque solo me revictimizó”, compartió la madre de Sandra Jennifer Giraldi Hernández, desaparecida desde el 14 de septiembre de 2012.

En su caso, fue acercada a la CEAIVD a través del colectivo Familias Enlaces Xalapa, y el apoyo que recibió a lo largo de cinco del organismo lo resume en cuatro sesiones psicológicas. “La psicóloga me la cambiaron cuatro veces y siempre me pedían que repitiera mi historia, era cuestión de revivir mi dolor”.

La madre compartió que solicitó a la entonces titular Toto Gutiérrez la gestión de una beca para su hija menor; así como el acompañamiento médico, pues a raíz de la desaparición de Giraldi Hernández tuvo desprendimiento de retina.

“Me trajeron de vuelta en vuelta; llevé y traje oficios, que nunca sirvieron de nada. Yo habría pagado por mi cuenta, pero cómo lo iba a hacer si ya habíamos gastado en extorsiones”, expresó la víctima en entrevista.

Tras años de solicitudes a la CEIVD la madre desistió. Hoy asegura, espera compromiso del próximo comisionado estatal. “Un poco de sensibilidad para tratar nuestros casos es lo que pedimos”, abonó.

“Entre los retos del próximo comisionado está mantener la distancia con el gobierno del estado. La anterior titular- Mireya Toto Gutiérrez-, fue impuesta por Javier Duarte de Ochoa”, opinó Anais Palacios Pérez, acompañante de familiares de desaparecidos en Veracruz.

De acuerdo con la entrevistada, el próximo comisionado deberá tomar en cuenta que las víctimas de delito en Veracruz no son únicamente los familiares de personas desaparecidas. Dijo, “están afectadas familias por secuestro, tortura, trata de personas, violencia de género, violencia sexual, entre otras”.

Señaló como ejemplo el caso de los colectivos de desaparecidos. Dijo, “de 13 colectivos que hay en el estado, solo fueron atendidos muy pocos. No hubo apoyos económicos a las víctimas, ni mucho menos una reparación integral del daño”.

Compartió que la Comisión deberá contar con personal calificado, pues dijo, los anteriores servidores carecían de sensibilidad para abordar estos temas y solían revictimizar a los agraviados.

 

Con información de e-veracruz