Con extradición, Duarte señalará cómplices: expertos

Con extradición, Duarte señalará cómplices: expertos
Con extradición, Duarte señalará cómplices: expertos

RODRIGO GUTIÉRREZ GONZÁLEZ

La decisión del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, de aceptar su extradición de Guatemala a México no tiene tintes de chantaje político en contra del PRI o del gobierno federal, sino a una estrategia judicial que, por una parte, pudiera “blindar” a su esposa Karime Macías y, por otra, confesar sus delitos y sus cómplices a cambio de una disminución en su condena, coincidieron politólogos consultados por La Silla Rota.

Javier Duarte es acusado de lavado de dinero y delincuencia organizada, así como por tráfico de influencias y desvío de recursos públicos.

Duarte delatará a sus cómplices al verse solo

Edgar Ortiz Arellano, analista político, aseguró que Javier Duarte llegará a México a delatar a sus cómplices en la red de desvíos de recursos públicos que desfalcó al Gobierno de Veracruz.

“(Su extradición es) un chantaje político. Para extraer tantos recursos públicos como aparentemente lo hizo, obviamente necesitaba cómplices, al ver que ante la autoridad guatemalteca no puede resolver nada, quizá en México le sea más fácil evadir la justicia”.

Para Ortiz Arellano, al sentirse desprotegido por parte de la clase política, entre ellos los cómplices que pudiera tener, la lógica es que a Duarte le conviene más traicionar a sus cómplices que guardar silencio.

“Tiene muchos cómplices dentro del poder político de diferentes banderas partidistas, por lo que está apostando a que estos puedan, de alguna u otra manera, intervenir para reducir las implicaciones penales que tiene”.

Asimismo, el politólogo José Fernández Santillán prevé que con la llegada de Duarte a México, muchos de sus “secuaces” caerán.

“Es importante que venga a México a que confiese todos sus delitos, pero que confiese también a todos sus cómplices, grandes delitos tienen también grandes secuaces”

Y agregó: “Ya han caído varios de sus colaboradores, pero faltan por caer varios. Hay una cadena que todavía tiene que ser desmontada y eso es lo que estamos esperando.”

En tanto, el politólogo Ulises Corona espera que con Javier Duarte en el país se destape realmente la coladera, que se manche a quien se tenga que manchar.

Las condiciones carcelarias en Guatemala, principal razón para aceptar su extradición

Por otra parte, los expertos consultados creen que más allá de cualquier conjetura, Javier Duarte aceptó su extradición ante las condiciones que las celdas guatemaltecas le brindan.

“Las condiciones carcelarias en Guatemala son bastantes rigurosas, por lo que decidió en términos comparativos y de conveniencia purgar sus penas en México”, aseguró Fernández Santillám, quien añadió que “las cárceles guatemaltecas son muy inferiores a las de México, con todo y que las de aquí no son nada agradables”.

Corona señala la seguridad, higiene y comunicación, como las principales razones por las que Javier Duarte aceptó su extradición.

¿Chantaje político y acuerdos para blindar familia?

A diferencia de Ortiz Arellano, tanto Corona como Santillán, no ven en la decisión del ex gobernador algún chantaje político.

“No creo que la extradición sea parte de un chantaje político, porque las acusaciones que penan sobre Duarte son bastante fuertes y contundentes, además de que están todas las pruebas”.

Ulises Corona tampoco cree que exista algún chantaje político por parte del ex mandatario, pero pone sobre la mesa la posibilidad de que exista un acuerdo para que la familia de Duarte no sea tocada en el proceso legal, ya que si bien sus suegros y esposa han sido investigados no viven una persecución como en su momento el ex gobernador veracruzano sufrió.

“Con la familia no se metan y él se declaraba 100% culpable”, sentenció al respecto Corona.

Sobre las nulas acciones judiciales contra la familia de Duarte, Edgar Ortiz Arellano precisó: “Tarde o temprano le caerá la justicia a su familia y esposa”.

Ante un posible acuerdo, como el que menciona Ulises, los especialistas se postulan:

“No creo que haya un acuerdo, no creo que el gobierno federal se arriesgue a tratar de hacer un trato por debajo de la mesa, ante la presión de la opinión pública, al fin de cuentas es un caso sumamente mediático que está en la lupa de todos “, indicó Edgar Ortiz Arellano.

Mientras que José Fernández Santillán mencionó: “Tampoco creo que haya un acuerdo con las autoridades mexicanas, porque ¿en qué consistirían?, ¿en reducir la pena?, la pena máxima que son 50 años están garantizadas.

Finalmente, Edgar Ortiz Arellano concluyó: “Duarte no va a salir de la cárcel bajo ninguna circunstancia, porque sería un descredito total para el gobierno federal, pero si va a tener grandes dificultades la Procuraduría General de la República (PGR) para tratar de comprobar la culpabilidad del  ex mandatario”.

¿Qué sigue para Javier Duarte?

De acuerdo con el subprocurador PGR Alberto Elías Beltrán habrá que esperar la audiencia del 4 de julio próximo donde se discutirán los cargos federales contra el ex gobernador de Veracruz.

Se espera que como ocurrió este 27 de junio Javier Duarte de Ochoa se allane el camino y acepte la extradición hacia México. De acuerdo con el subprocuador, el menos pasará una semana para que Duarte de Ochoa sea trasladado a México.

Cabe recordar que la primera orden emitida contra Duarte fue por lavado de dinero y delincuencia organizada, y por lo que se le detuvo con fines de extradición.

Posteriormente se emitieron dos órdenes por parte de la Fiscalía de Veracruz por delitos del fuero común, entre otros tráfico de influencias y desvío de recursos públicos.

Sin embargo, ambos procesos se llevan por el separado, y aunque el segundo ya está resuelto falta conocer cómo concluye el segundo.

Al llegar a México, la PGR lo pondrá a disposición del juez de distrito del Reclusorio Norte que emitió la primera orden girada en su contra.

Con información de La Silla Rota