“Mar adentro”, el nuevo espacio literario entre muros de piedra muca

"Mar adentro", el nuevo espacio literario entre muros de piedra muca

Veracruz, Ver.- “Mar adentro”, reza en el vidrio que cubre la pesada puerta de madera que al abrirse, deja entrever un tesoro en el centro histórico de Veracruz.

Los muros de piedra muca, restos de corales por un momento te transportan al Veracruz más antiguo, una casona con techo alto y ese olor característico de las construcciones de otro siglo, el ambiente perfecto para lo que esta nueva librería tiene que ofrecer.

Ubicada en la calle Esteban Morales entre Landero y Coss y Zaragoza, la apertura de esta librería es un gran acontecimiento en el puerto de Veracruz, que ha vivido los últimos años el cierre de innumerables librerías que se hallaban en el centro histórico y que resistieron estoicamente la poca demanda en sus últimos esfuerzos por sobrevivir.

Pero “Mar Adentro” te lleva a otra dimensión, en la comodidad entre sus muros, donde no sólo puedes adquirir un libro, sino tomar cualquiera que te apetezca leer y dejarte caer en un mullido sillón mientras te adentras en un nuevo mundo o en otras épocas.

Rafael Rivera Blanco, su propietario -amante del son jarocho y la literatura – te atrapa con su particular hospitalidad y su tono de voz, mientras muestra los lugares que esta casona tiene para ofrecer.

“Es una librería que pretende tener un amplio surtido de libros con temas de interés general, pero está orientada principalmente hacia las humanidades (…) tenemos algunos temas relevantes como literatura marina, relativo a viajes, expediciones por mar, lo relativo aVeracruz, el puerto y el estado”, explicó.

Sin embargo, en una de las alas de la planta baja existe un anaquel especial, colocado dentro de un nicho cubierto cuidadosamente con puertas de cristal, dentro se guardan ejemplares muy antiguos.

“El más antiguo que tenemos es de 1602 y tenemos bastante del siglo XVIII y XIX relacionados con temas marineros, de exploraciones, viajes, algo de literatura, algo de filosofía e historia en ediciones antiguas”, explicó mientras mostraba los ejemplares con pasta de piel.

El edificio donde se ubica “Mar Adentro” data del siglo XVIII, sus características son las de una construcción en Veracruz ubicada cerca de la muralla – que fue construida entre 1683 y 1790 para defensa de los piratas y corsarios-.

Para Rivera Blanco, la ardua labor que se hizo para rescatar cada uno de los muros y recuperar la vista del lugar, fue un esfuerzo conjunto.

“Se tuvo que hacer un trabajo de rescate y para ello contamos con el trabajo de experto y la asesoría de especialistas en estos temas, las vigas también son originales del siglo XVIII”, aseguró.

La librería está dividida en secciones que van por alas y anaqueles; cerca del acceso principal, se ubican las novedades editoriales y algunas sugerencias que hace la librería a sus lectores; más adelante se ubica el anaquel de las gangas. Libros de literatura universal y otras opciones que tienen módicos precios desde 40 pesos.

Unos pasos más adelante se encuentra la segunda área, en donde hay un pequeño escaparate especial para las publicaciones del Fondo de Cultura Económica, con títulos relacionados con historia y literatura; incluso hay códices precolombinos.

Rivera Blanco indicó que el acervo de esta área crecerá en la medida que avance el proyecto “Mar Adentro”.

Uno de los espacios que le dan su particularidad a esta librería es la zona de literatura marinera.

Sobre el mostrador del área de literatura marinera se exhiben sextantes, cuadrantes, brújulas, astrolabios y relojes de arena, réplicas de instrumentos marítimos usados en siglos pasados, algunos sólo están como decoración, pero otros más se encuentran a la venta.

“Tenemos también literatura marinera como Joseph Conrad, Melville, Stevenson, y algunos otros autores clásicos de temas relacionados con el mar”, explicó.

Salvador Díaz Mirón, Juan Vicente Melo son algunos autores intelectuales de la sección de Veracruz, en donde sus textos se combinan con otros que describen la vida e historia de la entidad veracruzana desde la época precolombina.

En otra habitación se ubican dos sillones cerca de un ventanal que brinda la iluminación perfecta para dejarse absorber por ellos y emprender un viaje a través de la lectura, ahí se ubican los ejemplares que tienen que ver con antropología, sociología y literatura universal.

“No es necesario comprar los libros aquí, pueden tomar los libros, sentarse, leerlos y ponerlos en su lugar para no maltratarlos, los libros del siglo XVII son la excepción, esos no pueden prestarse”, afirmó.

“Mar Adentro” también tiene opciones de alimentos, con una pequeña cafetería que privilegia la gastronomía veracruzana con tamales y café, pero también hay otras opciones como chocolate oaxaqueño o de tabasco, así como pastelillos.

El recorrido a la planta alta va acompañado del Taller de la Gráfica Popular con obras de Leopoldo Méndez, Alfredo Zalce y algunos otros autores, grabados que se hicieron en la época posterior al general Lázaro Cárdenas para no olvidar los menesteres que requirió la Revolución Mexicana, algunos de estos grabados están a la venta.

Además, hay un espacio dedicado a exposiciones, en este momento se muestran fotografías de Jessica Goldfield, pero está abierto a cualquier artista.

Ahí existe un sitio espacioso, con un gran librero que muestra ejemplares de historia universal, una pequeña banca reposa a unos metros y frente ella, está un pequeño librero accesible para los más chiquitos. En medio, hay un tapete especial para que los niños puedan estar en el suelo jugando o recostados leyendo.

Es esta área la que le representa mayor ilusión a Rivera Blanco, por la oportunidad que representa para inducir en el hábito de la lectura a los más pequeños.

Más adelante, sobre una pared hay una exhibición de instrumentos musicales hechos por el laudero tlacotalpeño Julio Corro y se espera tener obras de laudería de otros maestros.

Mar Adentro” es un espacio donde pueden desarrollarse lecturas en voz alta, talleres, exposición de obra gráfica, música y teatro para un aforo de unas 40 personas.

Esta librería está abierta los jueves, viernes sábado domingo y lunes de diez a diez.

Comentarios: