Yanny: “Estoy viviendo la mejor etapa de vida”

Yanny: “Estoy viviendo la mejor etapa de vida”
Yanny: “Estoy viviendo la mejor etapa de vida”

Poseedor de un talento fuera de serie para la composición musical, y un carisma que lo ha convertido en un ídolo mundial de multitudes, Yanni es el prototipo del ídolo que subyuga y toca las fibras más sensibles del ser humano, a través de su música. Una música muy suya, que traspasa culturas e idiomas, para convertirse en bálsamo arrullador del alma y en fuerza avasalladora que provoca vitalidad y alegría.

Como centro y alma de su magnífica orquesta, compone, dirige, toca y goza cada pieza, que dependiendo del climax del momento, nunca se interpreta igual, pero que sin embargo, siempre logra calar en el alma de su  público, generando una corriente de paz y armonía interior.

Su música ha sido catalogada como de la Nueva Era, y aunque él prefiere definirla como Instrumental Contemporánea, sin dudas se enmarca en una nueva forma de producir una respuesta casi espiritual, que traspasa lo banal para conectarnos con lo sublime, desatando alucinantes y diversas emociones de gozo.

No en balde ha llenado auditorios y escenarios inmensos, donde cada espectáculo ha sido una experiencia única, conjugando música, entorno y emociones del público, en un show que no se observa. ¡Se vive!

Griego de nacimiento, es hoy un ciudadano del mundo, que ha recorrido lugares y llenado escenarios únicos, generando siempre el mismo sentimiento de complicidad con el público, en entregas llenas de maestría y sutileza, de carisma, talento y magia en cada interpretación. Su última producción, Yanni Voices & Special Guests, se ha concentrado en el público latino y la misma llenó en su estreno el maravilloso Auditorio Nacional de Ciudad México, y el cual, recopilado en un DVD, ha vendido millones de copias y generado gran aceptación. El próximo sábado 13 de los corrientes, sin el look de su larga melena y su copioso bigote que lo caracterizó en sus inicios, estará brindándonos  su arte en el mágico escenario de Altos de Chavón, donde sin dudas, recibirá el calor solidario de los dominicanos. Conozcan un poco de su historia de triunfos y su subyugante historia de vida, en esta entrevista exclusiva para ES.

Yanni Chrysomallis nació en el año 1954, en Kalamata, un pueblo de Grecia, a orillas del Mar Mediterráneo. Es el segundo de tres hijos de Sotiri y Felitza Chrysomallis, una familia griega tradicional, amante de la música, algo que formaba parte de sus encuentros familiares donde todos cantaban y tocaban algún instrumento.

Yanni creció en una vida típicamente griega, pescando, nadando, y asistiendo a la escuela como cualquier muchacho del pueblo, con una sola excepción: ¡Yanni había nacido para componer música!

Comenzó a tocar el piano a la edad de seis años, pero siempre se negó a recibir clases formales. Desde niño, Yanni oía música, y simplemente de oírla, podía sentarse en el piano y tocarla. El sentía una cierta libertad al poder prescindir del gran peso de un aprendizaje estructurado, y de esta manera, lograba experimentar nuevas formas de conseguir sonidos nuevos. Pero la música no es el único talento de Yanni. En el año 1969, a la edad de 14 años, rompió el record de Nado Nacional de Grecia, logrando nadar 50 metros en estilo libre.

De igual manera, intentó transitar diferentes facetas, antes de aceptar que su talento musical era un regalo para el mundo. Fue su infancia en Grecia y su amor por su pueblo natal, lo que le dio a Yanni la inspiración para componer canciones como Santorini, Nostalgia y Acroyali.

Pero el tiempo en su tierra pronto le pareció pequeño y es cuando deja su pueblo natal para en 1972 y con el consentimiento de sus padres, iniciar una nueva vida en los Estados Unidos, donde estudia la carrera de Psicología en la Universidad de Minnesota.

Mientras estudiaba, tocaba piano con bandas de Rock and Roll y allí, empieza a imprimir a esa música su personal estilo, combinando su piano con una mezcladora electrónica para crear nuevos sonidos. A pesar de una nueva cultura, un nuevo clima y un nuevo idioma, Yanni se graduó en la Universidad de Minnessota como Bachiller en Artes con grado de Psicología.  Es después de graduado que empieza a dedicarle el 100 % de su tiempo y esfuerzo, durante un año, a su carrera artística, porque él quería estar convencido de que la música era su verdadera vocación.

Entre los años 1977 y 1984, Yanni tocó en diferentes lugares de los Estados Unidos y produjo dos álbumes. Es en este espacio de tiempo que Yanni se convenció que su futuro en la música dependería de crear su propio estilo, utilizando mezclas electrónicas y creando nuevas composiciones. Así nació Optimystique, su primer álbum en solitario, que fue lanzado de forma independiente en el año 1980. Ya por su cuenta, continuó su pasión por crear música, así que exploró el mundo de la electrónica, nuevos sonidos y nuevos instrumentos, y por supuesto, nuevas composiciones. Este fue un periodo muy productivo y de mucho trabajo para Yanni, y el resultado fue la producción de tres álbumes antes de incursionar en Hollywood, la capital de la industria del cine, donde grabó la música para cuatro películas y lanzó tres álbumes más.

En el año 1990, la Orquesta Sinfónica de Dallas lo acompañó en un concierto, agregando una nueva dimensión a su estilo único y un preludio de importantes cosas en su futuro inmediato.

Desde entonces, con una orquesta envidiable, ha presentado su música internacionalmente en los más famosos escenarios del mundo, donde ha obtenido resonantes éxitos.

Un resultado que responde a una combinación de extraordinarios músicos, espacios inspiradores y talento y carisma, que han logrado crear, a través de su música, un movimiento de paz y armonía mundial.

Una carrera imparable de triunfos, y una entrega incansable de nuevas y refrescantes composiciones, marcan su trayectoria, desde su primer y emotivo concierto “Yanni Live at the Acrópolis” hasta su más reciente entrega: “Yanni Voices and Special Guests”, donde incursiona con la adición de canciones en sus conciertos, en las voces de extraordinarios artistas de fama internacional, bajo su dirección y la energía incomparable de su singular orquesta.

Pero, a pesar de sus éxitos y su vida personal llena de altibajos en el amor, Yanni es un incansable explorador de nuevas emociones. En la actualidad, está cumpliendo una gira mundial, que lo traerá a nuestro país con una nueva producción. Y con motivo de su visita, quisimos tener un acercamiento más íntimo con este singular artista, quien gustosamente respondió algunas preguntas en exclusiva para nuestros lectores.

¿Qué soñaba ser de pequeño? ¿Alguna vez soñó con lo que es hoy?

¡Absolutamente no! Nunca he planeado nada de lo que he experimentado en mi vida. Siempre he tenido una mente abierta para explorar nuevos caminos. Afortunadamente, la vida me ha regalado oportunidades  maravillosas.

¿Qué recuerdos más intensos y relevantes tiene de su adolescencia?

Recuerdo el tiempo compartido con mi familia, contemplando el inmenso océano y disfrutando de la naturaleza, y sobre todo, recuerdo haber sido libre y ¡muy feliz!

¿Cómo y cuándo se inclina por la música?

No teníamos muchas cosas en mi casa, pero sí teníamos un piano. Mis padres me permitían usar ese piano en cualquier forma que quisiera, casi como un juguete y esto me dio la libertad que yo necesitaba para  experimentar y crear sonidos y melodías. Así fue que mi piano se convirtió en mi gran amigo.

En esta etapa de su vida, con un camino recorrido lleno de aplausos y triunfos, ¿Cómo se siente y qué siente?

Estoy viviendo la mejor etapa de mi vida. Tener el privilegio de hacer en la vida lo que realmente amas, es un regalo que pocas veces se logra. Y compartir este amor por mi música con mi público es realmente una gran satisfacción. No hay duda de que, al disfrutar este privilegio, me doy cuenta de cuán afortunado soy.

Aunque sus inicios en la música se concentraron en el rock y el pop, su popularidad mundial se ha hecho evidente en conciertos de una música que trasciende lo clásico para conectarnos un poco más con lo espiritual, lo que muchos han llamado “música de la nueva era”, pero sus últimos conciertos han incluido música popular de varios países, ¿Qué estilo disfruta más?

El haber crecido en Grecia me expuso a diferentes culturas musicales, desde África, el Medio Oriente, América Latina, Asia, y por supuesto Grecia. Todas ellas influenciaron mi música. Entonces, cuando vine a América, fue la primera vez que estuve en contacto con la música americana Pop y el Rock and Roll. Todos estos estilos y corrientes, me aportaron algo hermoso y único. No podría decir cuál estilo me gusta más. Las amo a todas porque todas, de alguna manera, son parte de la música que he creado.