SEPULTURERO UNA LABOR DE HUMILDAD

La labor del sepulturero es respetable y admirable pues a través de su trabajo acompaña a los familiares a darle el último adios a los difuntos.
Experiencias que han marcado sus vidas, son ejemplo de humildad.