Viola reglamento de Tránsito unidades de Diario El Mundo

H.- Córdoba, Ver.- Después de la una de la tarde, se registró un accidente automovilístico en Av. 11 y calle 7 cuyos participantes fueron una ambulancia de la benemérita Cruz Roja y un vehículo particular.

Rápidamente por lo importancia de los participantes, se comenzaron a publicar videos del momento exacto del accidente y el impacto de las unidades, donde se puede apreciar un tercer vehículo color blanco con logos en medallón y puertas delanteras y un motociclista que seguían en persecución a la ambulancia, violando ambas unidades el artículo 117, que menciona que ningún conductor deberá seguir a un vehículo de emergencia en funciones, ni detenerse o estacionarse a una distancia menor de 100 metros del lugar donde el equipo de emergencia se encuentre operando. Esta infracción se considerará grave.

A lo que simplemente pasa desapercibido en el video, ésta es una práctica cotidiana la que realiza este medio de comunicación impresa al “cazar” los accidentes y aprovechar la emergencia de los acontecimientos para violentar el reglamento de Tránsito Municipal de Córdoba, Veracruz.

Así mismo se percibe un motociclista que da vuelta en sentido contrario al percatarse del accidente.

En el video se puede apreciar la ambulancia de la Cruz Roja con torretas encendidas que se dirigía a un servicio de emergencia a la Colonia Margarita Morán, como lo marcan los protocolos de emergencia y al llegar a la calle 7, un vehículo particular no dio el paso preferente a la ambulancia y el impacto fue inevitable, detrás de la ambulancia un vehículo compacto con logos y gráficos de conocido diario impreso, sorpresivamente frena quemando los neumáticos delanteros, deteniendo la unidad después de la línea peatonal, dando reversa quedando fuera de cuadro del video.

Debe la autoridad competente hacerse de la “vista gorda” ante estas prácticas que realizan estas empresas y que ponen en peligro a los automovilistas siendo ellos un blanco perfecto en un accidente, pues no cuentan con la autoridad para violar constantemente el reglamento de tránsito y peor aún provocar accidentes.