AMPLÍA SAT PLAZO PARA MIGRAR A VERSIÓN 3.3 DE LA FACTURACIÓN ELECTRÓNICA

A partir de 2018 la única factura válida es la nueva versión: SAT
A partir de 2018 la única factura válida es la nueva versión: SAT

El Servicio de Administración Tributaria amplió el plazo hasta el 31 de diciembre para que los contribuyentes migren a la versión 3.3 de la factura electrónica, por lo que durante este mes todavía podrán continuar emitiendo en la versión 3.2.

Sin embargo, a partir del 1 de enero de 2018 ya no habrá marcha atrás y los que faltan por capacitarse en este nuevo formato, deberán hacerlo ya que después de esta fecha ya no tendrán validez lo que emitan en el anterior formato.

La administradora local de Asistencia al Contribuyente, Eréndira Aguirre Alvarado informó que las adecuaciones a la factura electrónica permitirán eliminar en los próximos años declaraciones informativas, ofrecer declaraciones mensuales pre llenadas de IVA, ISR y IEPS, así como reducir los requerimientos en materia de contabilidad electrónica.

De esta forma, reiteró que el SAT tiene la convicción de que uno de los aspectos de mayor relevancia de los últimos años es el proceso de modernización de la factura electrónica y reconoce el esfuerzo de todos los sectores para sumarse a éste.

Estas mejoras a la factura, enfatizó que iniciaron en 2016, se consolidan a partir del trabajo conjunto con asociaciones y agrupaciones empresariales, contadores públicos, desarrolladores de sistemas, proveedores autorizados de certificación y contribuyentes de todos los sectores de la economía.

Recordó que a partir del 1 de julio del 2017 entró en vigor la versión 3.3 de la factura electrónica. Aunque, los contribuyentes podrán continuar emitiendo en la versión 3.2 hasta el 31 de diciembre del 2017.

Asimismo, detalló que la emisión de comprobantes con el Complemento para Recepción de Pagos será opcional hasta el 31 de marzo del 2018.

Aunado a que el proceso de aprobación para la cancelación de facturas electrónicas entrará en vigor el 1 de julio del 2018. Y hasta el 30 de junio de 2018, en caso de que exista un posible error o discrepancia al registrar la clave de unidad de medida y/o clave de producto o servicio, no se considerará infracción.