CRISIS ECONÓMICA Y DESEMPLEO PONE EN RIESGO LA CELEBRACIÓN DE LOS FIELES DIFUNTOS

CRISIS ECONÓMICA Y DESEMPLEO PONE EN RIESGO LA CELEBRACIÓN DE LOS FIELES DIFUNTOS
CRISIS ECONÓMICA Y DESEMPLEO PONE EN RIESGO LA CELEBRACIÓN DE LOS FIELES DIFUNTOS

Córdoba. – La crisis económica y el desempleo ha causado que la tradición de honrar a los fieles difuntos durante estos días se vaya perdiendo, ya que no tienen dinero para comprar lo necesario para colocar la ofrenda y solo se conforman con ponerle una veladora para iluminarles su camino, un vaso de agua y hacerles oración.

En otros años, las familias empezaban a colocar su ofrenda desde el día 28 para orar por las almas del purgatorio, los fallecidos en accidentes y los niños no nacidos, pero ahora esperan hasta que les paguen su quincena para quienes trabajan para ver si les alcanza para comprar lo necesario para esta celebración.

Aunque, otros más lo que en años anteriores lo destinaban para elaborar el mole, arroz, tamales, hojaldra, chocolate, cerveza y la flor de cempasúchil ahora lo utilizarán para sobrevivir.

En el caso de la señora Cristina Villegas García prevé gastar lo necesario para honrar a sus difuntos pues una vez en el año que llegarán a su casa, espera recibirlos como se merecen dentro de sus posibilidades.

“Con amor serán recibidos, por eso me estoy preparando para que sea el incienso, el camino de cempasúchil, sus veladoras y la sal los que los guíe al alta que los colocaré, pero sin duda en ella estará todo lo que en vida les gustaba comer”, refirió.

Para ello, así como la señora Cristina también las demás familias deberán tener contemplado los gastos como el adorno de la mesa, el sahumerio, el copal, las velas y la flor tradicional de muerto cómo el moco de pavo, tan solo en este año, un rollo (de 6 flores) de cempasúchil llega a tener un costo de $20 a $25 pesos, siendo que apenas hace unos años costaba no más de diez pesos, las veladoras van desde los once a los 25 pesos.