Fortín, Ver.- Habitantes de la congregación de Monte Blanco cuestionaron los 338 mil pesos que destinó la Dirección de Obras Públicas para pintar la cancha de esta localidad, aseverando que se “infló” esta obra pues lo destinado no se refleja en la obra física entregada.

Por esa situación, los habitantes cuestionaron al alcalde Armel Cid de León cuando acudió a inaugurar esta obra, al considerar que les representa una farsa y un engaño las obras del munícipe.

“Lamentamos que sea nuestro Alcalde porque nos hace pensar que hizo un gasto elevado en la pintada de color verde del parque, ni que hubieran techado y puesto duela”, citaron.

Incluso, una joven expresó que su padre Tomás González quien fue el encargado de realizarle los dibujos a la barda, le “regatearon” su trabajo para que les cobrara máximo 120 pesos, aunque Obras Públicas solo quería desembolsar $90.

Otros más argumentaron que Armel Cid abusa de la gente, porque les habla bonito, le creen y se deja llevar así como otros más muestren desinterés por su congregación.