Super Bowl, una muestra de “Ustedes los ricos, nosotros los pobres”

Super Bowl, una muestra de
Super Bowl, una muestra de "Ustedes los ricos, nosotros los pobres"

Es uno de los eventos en vivo más vistos del planeta año tras año. Provoca que sea el segundo día del año que más comida se consume en Estados Unidos, sólo por detrás de Acción de Gracias. La Super Bowl – la final de fútbol americano estadounidense – enfrentó este domingo a los New England Patriots y los Atlanta Falcons y congregaron ante el televisor a más de 160 millones de personas en algún momento del partido. Las empresas no tienen mejor escaparate para dar a conocer sus productos.

Mientras que en México las mejores transmisiones de las televisoras que vierten ante millones de espectadores mexicanos, sus mejores comentaristas y patrocinadores igualandonos en finales de telenovela “Los ricos tambien lloran ” o “Cuna de Lobos” por recordar algunas, perplejos frente al televisor, olvidando por unos momentos la situación actual que vivimos.

La web especializada estima que cada segundo de publicidad costó a los anunciantes cada ‘spot’ de 30 segundos, el tiempo que suelen comprar las empresas, tendrá un coste de unos 5 millones de dólares. En la primera edición, en 1967, el mismo tiempo se cotizó a 40.000 dólares de entonces, equivalentes a unos 240.000 dólares.

El Super Bowl desplazó del epicentro mediático al presidente estadounidense. Houston fue un oasis dentro de una sociedad convulsionada que había aprovechado cada escaparate para exteriorizar su opinión sobre Trump. Casi 2.000.000 de fanáticos, fueran o no de los equipos protagonistas, caminaron las calles houstonianas este domingo. 30.000, se estima, eran mexicanos. Todo fue tan calmo que hasta el propio Trump propuso una pausa en su verborrágica cuenta de Twitter: “Disfruten del Superbowl y después seguimos: Make America Great Again”.

Este año, compañías habituales en las pausas de la Super Bowl, como Doritos o Toyota, se quedan fuera, mientras que otras como Nintendo o KFC debutarán en el partido.

Hay anunciantes de muy diversos sectores. El automóvil está representado por marcas como Audi, Honda, Ford, Mercedes-Benz o Kia. En cuanto a la tecnología, Intel estará representada por el actor de The Big Bang Theory Jim Parsons, y Google presentará su asistente doméstico Home.

También está de moda el mundo de las bebidas saludables. Además de la gigante cervecera AB InBev, harán su aparición publicitaria las bebidas antioxidantes de Bai, la marca de agua mineral de Pepsi y su homóloga Fiji Water.

Otro clásico de la noche es la emisión de trailers se próximos estrenos cinematográficos. Para esta edición se esperan previas de ‘Los vigilantes de la playa’ y la próxima secuela de Transformers.

Teniendo en cuenta la audiencia potencial, las compañías calculan que pagarán unos 3,3 dólares por cada espectador que vea su marca. El resultado del partido, para ellas, es lo de menos, no cabe duda que este país tiene un poder adquisitivo muy distinto al nuestro, dándonos una probadita de superioridad, seguiremos los mexicanos consumiendo estos espectáculos y sus productos?