Pizza vegetal

Pizza vegetal
Pizza vegetal

La pizza vegetal es una de las recetas que más triunfan en casa cuando la hacemos. Cargada de vitaminas, proteínas y minerales esta pizza es ideal para quienes tenemos el deseo de comer sano incluso en el momento de darnos un caprichito al cuerpo. También este plato es una de las mejores opciones cuando a nuestros hijos les cuesta comer verdura, si este es tú caso, verás como se zampan esta pizza sin rechistar y sin dejar ni miga…

Aunque puedes comprar bases de pizza congelada o masas hechas por algún fabricante, para que quede realmente buena y casera lo mejor es que hagas tú mismo/a la masa de pizza, echa un vistazo a la receta y sorprende a los tuyos con esta pizza vegetal ¿Te animas?

Ingredientes para 2 personas

  • Masa de pizza – 1 unidad
  • Tomate frito – 200 mililitros
  • Setas o champiñones – 100 gramos
  • Pimiento rojo – media unidad
  • Pimiento amarillo – media unidad
  • Cebolla – media unidad
  • Brócoli – 150 gramos
  • Aceitunas negras – 12 unidades
  • Queso mozarella – 100 gramos
  • Queso parmesano – 100 gramos
  • Sal – al gusto
  • Orégano – 1 cucharada
  • Aceite de oliva – 1 cucharada

Cómo hacer pizza vegetal

  1. Enciende el horno a 250ºC para que caliente en lo que preparas tu pizza vegetal.
  2. A continuación, corta los champiñones o setas en rodajas, la cebolla en juliana y el pimiento en trocitos.
  3. Ahora deshoja el brócoli y deja en trocitos no muy grandes para colocar en la pizza.
  4. Coloca toda la verdura en un bol o cuenco, añade una cucharada de aceite y un poco de sal al gusto. Remueve y reserva…
  5. Reparte el tomate frito en la base o masa de pizza y después añade el queso mozarella y el queso parmesano.
  6. Por último, reparte los vegetales, la cucharada de orégano, las aceitunas y hornea durante 10-15 minutos a 200ºC o hasta que la masa quede crujiente.

Notas y Consejos

La pizza vegetal admite todo tipo de verduras como puede ser zanahoria, calabacín, berenjenas, tomate y todo lo que te pida el cuerpo en cuanto a productos de la tierra, un día la puedes hacer de una forma y otro día de otra.

En cuanto al horno no olvides bajar la temperatura cuando introduzcas la pizza, para obtener el mejor resultado es mejor poner al máximo primero y después bajarlo, así la masa quedará crujiente por fuera y tierna por dentro.