Empieza el viacrucis para padres de familia y regreso a clases

Empieza el viacrucis para padres de familia y regreso a clases
Empieza el viacrucis para padres de familia y regreso a clases

Ir de vacaciones, implica gastos que en muchas de las ocasiones, debemos solventar acudiendo a las instituciones de crédito para solicitar algún préstamo. Y sobre todo, considerando que -aunque todavía faltan algunos días- se acerca el momento del regreso a la escuela lo que implica gastos para los padres de familia.

Quizás esta fue la causa, por la que algunas instituciones crediticias, se vieron muy visitadas el día de ayer. Y aunque el periodo vacacional de semana Santa, todavía no termina, la verdad es que algunas instituciones crediticias sonríen ante las solicitudes, desde el primer día laboral pues en el caso de esta ciudad, la mayor parte de los trabajadores descansaron únicamente dos días.

Y todo hace suponer, que para poder salir de vacaciones -aunque sea a lugares cercanos- muchos de los habitantes, tuvieron que solicitar algún préstamo o empeñar algún articulo. Otros más en cambio, y tuvieron dinero suficiente para solventar los gastos que significan, salir de vacaciones con la familia.

Dicho tramite crediticio que les permita salir adelante en lo que resta de la semana y para realizar algunos gastos que normalmente se originan, para el regreso a clases de sus hijos. Y es que el regreso a clases, implica gastos para los padres de familia que en muchas de las ocasiones no pueden solventar sin la adquisición de una deuda.

El caso es que transcurrida la Semana Santa, se llega al verdadero calvario para los padres de familia, que tienen que cargar con la cruz que significa a los altos intereses que cobran algunas instituciones de crédito. Sin embargo, no queda más que apechugar y seguir adelante, reflejándose este fenómeno en los giros de prestamos por artículos electrónicos y oro

Quizás por ello, al iniciar la semana laboral, una buena cantidad de personas se dieron cita en las afueras de estas instituciones de crédito y prendarias, tratando de solventar los gastos que se originaron durante el período vacacional de Semana Santa y desde luego, tratando de contar con algo de circulante para el regreso a clases de sus hijos.

Comentarios: