PERIODISTAS DEMANDAN RESPETO, SEGURIDAD Y JUSTICIA; PARA EJERCER LA PROFESIÓN

PERIODISTAS DEMANDAN RESPETO, SEGURIDAD Y JUSTICIA; PARA EJERCER LA PROFESIÓN
PERIODISTAS DEMANDAN RESPETO, SEGURIDAD Y JUSTICIA; PARA EJERCER LA PROFESIÓN

Al ser víctimas los periodistas de la inseguridad que hoy se vive en nuestra ciudad, está originando que la autocensura retome fuerza en los medios de comunicación de la zona centro del estado, pues se prefiere tomar esa decisión para garantizar la tranquilidad de quien ejerce la profesión como la de sus familias.

Los últimos meses, la coacción constante al ejercicio de la libertad de expresión en la región ha originado que entre todos nos cuidemos para saber en dónde estamos y con quien estamos.

Los reclamos de seguridad y justicia han tomado un eco mayor entre el gremio periodístico de la región, que hoy levanta la voz para se le respete y se le brinden las garantías para ejercer la profesión.

No obstante, la población en general a veces no opina lo mismo, sobre brindar las garantías y protección al sector, pues opinan que la seguridad debe ser pareja para todos y no solo para los privilegiados.

Pero debemos tener presente, que como periodistas también tenemos derecho a levantar la voz para pedirla, porque, aunque a un médico no se le ataca por tratar a un paciente o a un arquitecto por diseñar a un edificio, pero a un reportero si se le persigue e incluso asesina, por el simple hecho de informar.

Los periodistas además de ser jefas o padres de familia, hijos y hermanas o hermanos también tienen el compromiso y la responsabilidad de salir a trabajar para llevar el sustento a sus hogares.

El compromiso de comunicar es grande con la sociedad, pues mantenemos cautivo a quienes nos leen ya sea la grey católica, el sector educativo, empresarial y político ya que todos necesitan de la información para conocer lo que ocurre en su municipio, en su región, en su estado y su país, para saber hacia donde enfocar sus proyectos e iniciativas a corto, como mediano y largo plazo.

Lamentablemente, quienes también ejercen esta misma profesión fundados en sus intereses se envalentonan para cuestionar el reclamo general de seguridad y justicia, que hacemos la mayoría cada vez que se sale a la calle para manifestar este derecho.

Ellos, en su ignorancia y su hambre por servir a sus intereses han permitido que los abusos contra el gremio vayan en aumento, pues denigran la profesión.

Aunque cuando el viento está en contra de estos “comunicadores” al levantarles la canasta de los apoyos y ya no son los voceros privilegiados de las autoridades en turno tratan de poner al resto de los periodistas en contra de quienes los apoyan y respaldan.

Por esa razón, el gremio periodístico debe levantar la voz y no permitir que sean usados, al contrario, cada quien en su trinchera debe luchar por la misma causa, la de informar, cuidarse unos a otros, pero principalmente que las autoridades brinden las garantías de seguridad y justicia para ejercer la profesión.